donate

¿Calidad de Vida ?

Existen muchas personas que piensan que si generan más dinero solucionarían todos sus problemas en la vida. Entonces, sucede que si ya tienen un trabajo, pero quieren comprarse una casa mejor, un carro mejor, muchos viajes al año, etc. comienzan a tomar decisiones para generar más dinero; entonces, consiguen otro trabajo y ahora se encuentran laborando en dos turnos y si, aún tienen tiempo, realizan actividades adicionales a estas dos fuentes de ingreso para ganar más dinero. Frente a esto, se presenta una situación inesperada, es decir, nunca se termina de solucionar el problema. El pensamiento que domina a estas personas es el siguiente: tengo el derecho de gastar más, pues me esfuerzo mucho por tener más dinero; entonces, me merezco un nuevo carro, una casa más grande, ropa nueva cada semana, me puedo ir de viaje constantemente, etc.

Como es evidente, viven en esa eterna lucha de trabajar más para generar más dinero para tener más cosas, lo que se convierte en un círculo vicioso, pues se piensa que con tener más cosas y tener más dinero se tiene calidad de vida. No obstante, después de mucho tiempo de seguir en este ritmo, recién caen en la cuenta de que nunca llegan a tener la calidad de vida que se merecen, porque terminan trabajando tanto que no tienen ese equilibrio que buscan para vivir felices. Por estar luchando y persiguiendo más dinero para tener más bienes, se termina teniendo peor vida.

Esto suele ocurrir cuando las personas no tienen presente que deben tomar en cuenta tres áreas que rigen su vida: el ser, lo económico y lo físico. Por ejemplo, algunos se preocupan muchísimo de su parte física y se la pasan metidos en gimnasios o en centros de estética, pero lo hacen tanto que olvidaron su parte espiritual y terminan siendo una especie de muñecos vacíos caminando en forma autómata; otros solo se ocupan de generar dinero y se olvidan de tener actividad física saludable, no comen sano ni descansan adecuadamente y están en esa vorágine que no les da sentido a su vida; también, están los otros que son solo ser, es decir, se la pasan meditando muchas horas al día y descuidan lo físico y lo económico, a tal grado que todo lo físico está descuidado y tampoco se preocupan por generar dinero para vivir mejor.

Esta forma que tienen de vivir se debe a que no han alcanzado el equilibrio: no han crecido en ninguna de estas tres áreas. Es ahí donde está el error, ya que una afecta directamente a la otra, de allí que es muy importante que aprendan a desarrollarlas para tener en realidad la calidad de vida que se merecen. Todo esto ocurre, porque no están educados adecuadamente para manejar su vida y que se mantenga la armonía precisa que requieren. La pregunta que muchos se plantearán frente a esta situación es ¿cómo hago?, ¿qué hago?, ¿por dónde empiezo primero?, ¿cuándo lo hago? La respuesta es muy sencilla:

“La introspección es el primer paso hacia la transformación, y yo entiendo que, tras
conocerse a sí mismo, nadie puede seguir siendo el mismo”.
Thomas Mann, “Sobre sí mismo”
“Hay una parte de cada ser vivo que desea convertirse en sí misma, el renacuajo en rana, la
crisálida en mariposa, el ser humano herido en ser humano sano. Esto es la espiritualidad”.
Ellen Bass
“A mi me parece que antes de emprender el viaje en busca de la realidad, en busca de Dios,
antes de actuar, antes de tener cualquier relación con otro……. es esencial que comencemos por
comprendernos a nosotros mismos”
Krishnamurti